Reseña de La familia Jones


Seamos sinceros... Todos alguna vez en nuestra vida hemos podido tener envidia de nuestro vecino, de algún familiar, amigo o de alguien que hayamos visto por la calle disfrutando de esos lujos que desearíamos poder disfrutar nosotros mismos. Nos gustaría tener esa televisión, tener ese coche,  ese vestido, ese traje... Pues más o menos de eso trata la película La Família Jones. 

Los Jones son una familia que acaba de llegar a un barrio de clase alta. Ellos viven en una casa de lujo decorada con los mejores muebles, los mejores electrodomésticos, la mejor decoración de interior, en definitiva, lo que soñaríamos todos poseer. En principio son una familia normal, pero pronto descubriremos que no es del todo así. Su intención no es otra que la de vender todo lo que pasa por sus manos creando esa necesidad a los que les rodean. La madre llamada Kate tratará de vender sus productos en el salón de belleza, mostrará sus preciosos vestidos en cada ocasión que pueda, sus joyas, perfumes... El padre llamado Steve hará lo mismo en el campo de golf exhibiendo sus nuevos palos, su coche de gama alta, y hará que sus vecinos deseen tener todo lo que él tiene y su estilo de vida. Y ya os podéis imaginar lo que harán su hijo e hija llamados Mick y Jenn en el colegio. Tendrán los mejores aparatos electrónicos y se convertirán en los más populares entre los jóvenes. Cada uno de ellos provoca esa necesidad de comprar lo que ellos tienen, y eso hace que las ventas de todos esos productos aumenten.

Esa técnica de crear una necesidad de compra con tan solo la recomendación o mostrando el producto  que ahora podemos ver mucho más con los youtubers, instagramers... Es lo que conocemos como Marketing Encubierto o Marketing Furtivo, que podemos meterlo dentro del Marketing de Guerrilla. Si queréis más información aquí os dejo un link que saciará vuestras ansias de conocimiento.

Volviendo al inicio de este post te hago dos preguntas para que reflexionemos ¿Has comprado alguna vez algo, lo que sea, porque se lo has visto a otra persona y has deseado tenerlo? ¿Te fías más de la recomendación de un amigo, de un youtuber que sigues o de una celebridad que adoras que de un anuncio de TV a la hora de comprar? Si la respuesta a las dos preguntas ha sido afirmativa las empresas han conseguido lo que querían, y al igual que los vecinos de esta familia al uso, has caído en la "trampa" del marketing.

Pero La familia Jones no solo nos habla de vender, vender, vender... También posee una parte psicológica, emocional, y para no haceros ningún spoiler de ella solo os hago una pregunta final... ¿Sois más felices cuando más compráis?

En esta reseña, en vez de decir los puntos buenos y malos de la película en cuestión, quiero más que pensemos en cómo está montada nuestra sociedad, en cómo "juegan" con nosotros, y en cómo somos los humanos que siempre deseamos lo que no tenemos.


Mi valoración final es de 7 / 10

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.